miércoles, 24 de mayo de 2017

17º prog. PREGUNTARNOS PARA ENTENDERNOS: “Es urgente entender la estructura del cerebro para poder descubrirnos, entendernos y amarnos”. Emitido 18-5-17


Como el cerebro humano viene por evolución está constituido por tres cerebros. El cerebro reptiliano, en el que están grabadas todas las necesidades instintivas para asegurar la supervivencia transmitidas por el código genético y las que son creadas desde el cerebro mamífero. Este cerebro mamífero se va grabando desde que nacemos al entrar en contacto con otros humanos que transmiten la conciencia colectiva por imitación o por introyección para poder desarrollarnos como miembros de nuestra especie y sentirnos identificados con ella. 

En este cerebro están grabadas todos las certezas, los deberías y las creencias que van creando necesidades en el cerebro reptiliano, que al no estar en juego la supervivencia pueden ser transformadas en posibilidades, cuando no encuentran cobertura si desplegamos el infinito potencial creativo que constituye el cerebro propiamente humano y que nos capacita para percibir, hablar, pensar, sentir, distinguir, descubrir y construir aprendizajes desarrollando así nuestro gen altruista que nos irá humanizando, atendiendo al que lo necesita y enseñando al que no sabe. 

Con la TERAPIA EDUCATIVA-EXPERIENCIAL DE ESCUCHA en Atención Individualizada, las personas mientras hablan de sus propias experiencias, van descubriendo y entendiendo cómo funciona su cerebro. Y así de forma espontánea va surgiendo dentro de ellos la semilla de la esperanza en el amor incondicional como la puerta de la libertad, para poder fluir con todo lo que la vida les vaya presentando, confiando en su creatividad para descubrir la percepción tóxica que les produce malestar y transformarla en una sana que les devuelva el bienestar. Es un proceso.

miércoles, 17 de mayo de 2017

16º prog. PREGUNTARNOS PARA ENTENDERNOS: “Descubrir la creatividad como potencial infinito de transformación nos devuelve la esperanza”. Emitido 11-5-17


Cuando entendemos que el infinito potencial creativo que nos hace humanos nos da la oportunidad de transformar la necesidad del cerebro reptiliano, que nos hace rígidos y frágiles, en la posibilidad que siempre contempla el cerebro humano, que nos hace flexibles y resistentes, recuperamos la esperanza de poder volver a ser felices con todo, por todo y a pesar de todo lo que nos toque vivir, como cuando éramos pequeños hasta los seis años, que ya tuvimos establecido el modelo mamífero que nos aseguró la supervivencia por la pertenencia al grupo, y empezamos a percibir las situaciones como buenas o malas, sintiéndonos alegres o tristes, pensando sobre la bondad o maldad de las personas y ofreciendo amor mercantil o rechazo, desde nuestro cerebro humano o reptiliano y así aprendimos a estar siempre en manos de los otros, necesitando que se porten bien para poder amarlos, que es nuestra primera necesidad psíquica para poder desarrollar el gen altruista que nos humaniza y sintiéndonos frustrados cada vez que se portan mal, rechazándoles, recriminándoles y amenazándoles desde nuestro cerebro reptiliano. 

 Con la TERAPIA EDUCATIVA-EXPERIENCIAL DE ESCUCHA en Atención Individualizada, las personas mientras hablan de sus propias experiencias, van descubriendo que siempre anhelaron poder amar incondicionalmente, por eso sienten que necesitan que nada les afecte. Poco a poco van entendiendo que el origen de la afectación está en necesitar que los otros hagan lo que no necesitan hacer y según lo van entendiendo van desplegando la creatividad, preguntándose para entender y escuchándose para descubrir la necesidad que los otros no cubren y transformarla en posibilidad, para poder amarlos. Es un proceso.

miércoles, 10 de mayo de 2017

15º prog. PREGUNTARNOS PARA ENTENDERNOS: “La energía transformadora despliega la creatividad que nos permite ser libres para amar incondicionalmente”. Emitido 4-5-17


Todos venimos de un modelo educativo que nos enseñó a amar a quién se porta bien y rechazar u odiar al que se porta mal. Como los seres humanos necesitamos amar para sentirnos bien, siempre estamos buscando corregir al otro para poderlo amar. Por eso, todos entendemos que toda la atención que nuestros padres nos ofrecieron en estado de secuestro emocional, es decir desde su cerebro reptiliano, afectados por lo que habíamos hecho mal, era en nombre del amor y por nuestro bien. Y así era, nosotros necesitábamos ser amados y si nos portábamos bien seriamos amados. Y así lo seguimos entendiendo cuando somos padres y ejercemos violencia a nuestros hijos con recriminaciones, amenazas, castigos etc. desde nuestro cerebro reptiliano, creyendo que actuará de correctivo y podremos amarlos.

 En cambio, ahora podemos entender, que en este momento evolutivo, todos necesitamos amar incondicionalmente por nuestra libertad, independientemente de las conductas de nuestros seres queridos, acompañándoles a que descubran las consecuencias de sus acciones y decidan si las repiten o las transforman en otras que tengan consecuencias más favorables para ellos. 

En esto consiste en estos momentos la educación. Con la TERAPIA EDUCATIVA-EXPERIENCIAL DE ESCUCHA en Atención Individualizada, las personas mientras hablan de sus propias experiencias, van descubriendo que la libertad consiste en poder amar incondicionalmente, porque no hay ninguna conducta buena ni mala, lo que hay son consecuencias de las conductas para el que las lleva a cabo. Es un proceso.

miércoles, 3 de mayo de 2017

14º prog. PREGUNTARNOS PARA ENTENDERNOS: “La creatividad nos permite transformar las reacciones en respuestas eficaces y satisfactorias”. Emitido 27-4-17.

 

Todos venimos de un modelo educativo que nos enseñó a que cada vez que entramos en secuestro emocional, reaccionemos de una manera determinada, que en este momento evolutivo ya en la mayoría de los casos resulta ineficaz e insatisfactoria. En cambio, ahora podemos entender que la energía que corre por nuestro torrente sanguíneo cuando estamos en este estado puede ser transformadora, si desplegamos la creatividad, primero para descubrir cuál es la necesidad que no ha sido cubierta y después para transformarla en posibilidad que nos permita descubrir respuestas eficaces y satisfactorias. 

Las necesidades no cubiertas activan el cerebro reptiliano, entrando en estado de secuestro emocional, para reaccionar rápidamente y conseguir la cobertura si de verdad son necesarias o para transformarlas en posibilidades activando el cerebro humano descubriendo respuestas eficaces y satisfactorias y poder fluir con lo que vaya sucediendo, entendiendo que siempre lo que está sucediendo es lo mejor, para poder afrontarlo de forma sana. 

 Con la TERAPIA EDUCATIVA-EXPERIENCIAL DE ESCUCHA en Atención Individualizada, las personas mientras hablan de sus propias experiencias, van descubriendo que cada vez que están afectados por algo, es decir, en estado de secuestro emocional, generan sustancias del malestar en su torrente sanguíneo y reaccionan de una forma aprendida y repetitiva que les quita el malestar momentáneamente. Cuando el malestar vuelve a aparecer les está indicando que siguen esclavos de esa necesidad no cubierta, porque no la han transformado en posibilidad. Es un proceso.

miércoles, 26 de abril de 2017

13º prog. PREGUNTARNOS PARA ENTENDERNOS: “La creatividad nos permite transformar la necesidad en posibilidad”. Emitido 20-4-17.



Siempre que entramos en secuestro emocional la energía que corre por nuestro torrente sanguíneo puede ser transformadora si desplegamos la creatividad, primero para descubrir cuál es la necesidad que no ha sido cubierta y después para transformarla en posibilidad, quedando libre de esa necesidad para siempre y por supuesto de la frustración que sentiríamos cada vez que no tuviera cobertura. Las necesidades están grabadas en el cerebro reptiliano y son las que nos guían y nos protegen. 

Cuando una no obtiene cobertura de forma espontánea sentimos frustración, generando los químicos necesarios para buscar la cobertura o para transformarla en posibilidad y poder fluir con lo que vaya sucediendo, entendiendo que siempre lo que está sucediendo es lo mejor, para poder afrontarlo de forma sana. 

 Con la TERAPIA EDUCATIVA-EXPERIENCIAL DE ESCUCHA en Atención Individualizada, las personas mientras hablan de sus propias experiencias, van entendiendo que cada vez que están afectados por algo, es decir que están en estado de secuestro emocional, está activado su cerebro reptiliano, porque una necesidad no ha sido cubierta, generando sustancias del malestar, imprescindibles para que se despliegue la creatividad en dos direcciones. Una para encontrar una respuesta que lleve a la cobertura de la necesidad, si entendemos que sigue siendo necesaria y otra para transformar la necesidad, si entendemos que ya no es necesaria, en posibilidad. Tanto en una como en otra, se desactivará el cerebro reptiliano, recuperando el bienestar que genera el cerebro humano. Es un proceso.

miércoles, 12 de abril de 2017

12º prog. PREGUNTARNOS PARA ENTENDERNOS: “Dos no discuten si uno no quiere”. Emitido 6-4-17.

 
Siempre nos dijeron que “dos no discuten si uno no quiere”, pero siempre creímos que se tenía que callar el otro. En este momento evolutivo y después de todo lo que llevamos aprendido en estos cuatro años, ya podemos comprender que cuando alguien se comunica con nosotros en estado de afectación es decir, en secuestro emocional, por nuestro propio interés y para que nuestro cerebro reptil no se active, podemos interrumpir la comunicación visual y verbal, evitando así que el que viene buscando atención tóxica la encuentre en nosotros, impidiendo que se establezca un canal de atención tóxica, adictiva y destructiva para ambas partes.

Con la TERAPIA EDUCATIVA-EXPERIENCIAL DE ESCUCHA en Atención Individualizada, las personas mientras hablan de sus propias experiencias, van descubriendo cuántas veces ofrecen atención tóxica, cuando el otro viene en estado de secuestro emocional y cuántas veces la buscan a través de sus comportamientos y la reciben de los otros o de ellos mismos, y empiezan a descubrir que este proceso es adictivo, tóxico y destructivo, y entienden por qué es tan difícil dejar de transitar estos canales de atención toxica. Con mi acompañamiento van entendiendo que si guardan silencio y bajan la mirada cuando entran en estado de secuestro emocional, o cuando el otro se relaciona con ellas en ese estado, la energía que corre por su torrente sanguíneo puede ser transformadora, transformando la percepción tóxica que ha activado su cerebro reptiliano, en otra sana que active el cerebro humano que con su creatividad infinita le permita descubrir respuestas eficaces y satisfactorias. Es un proceso.

miércoles, 5 de abril de 2017

11º prog. PREGUNTARNOS PARA ENTENDERNOS: “Los niños que no reciben atención sana, aprenden a buscar atención tóxica”. Emitido 30-3-17.

 
Los niños nacen buscando atención sana continuamente y cuando no la encuentran empiezan a aprender a buscar atención tóxica. Este proceso comienza cuando empiezan a descubrir que los padres ofrecen atención sólo cuando están afectados, es decir, cuando están en estado de secuestro emocional. Pero esta atención que empiezan a descubrir es tóxica, adictiva y destructiva y empiezan a crearse canales de atención tóxica en la que quedan atrapados ambas partes, y de dónde no es fácil salir de forma espontánea, porque se convierte en una adicción, generar las sustancias en el torrente sanguíneo que produce buscar y ofrecer atención en estado de secuestro emocional desde el cerebro reptiliano. 

Con la TERAPIA EDUCATIVA-EXPERIENCIAL DE ESCUCHA en Atención Individualizada, las personas mientras hablan de sus propias experiencias, van descubriendo cuántas veces ofrecen atención en estado de secuestro emocional y cuántas veces la buscan a través de sus comportamientos y la reciben de los otros o de ellos mismos, y empiezan a descubrir que este proceso es adictivo, que les gustaría buscar atención sana, pero su cerebro reptiliano les lleva a repetir comportamientos que aseguran la atención tóxica de los otros o de ellos mismos, radicalizando las conductas de las que les gustaría liberarse. 
Con mi acompañamiento van aprendiendo a desarrollar el amor incondicional por ese cerebro reptiliano, que siempre nos guía y nos protege, para que comprenda los beneficios de transcender una necesidad que ya no es necesaria y se vaya abriendo a la posibilidad de trascenderla. Es un proceso.